Reunificación de deudas

No merece la pena enamorarse de un coche y llevarse una decepción al descubrir que no puede pagarlo.

La reunificación de deudas es tan simple como ampliar la hipoteca de nuestra casa con el capital pendiente del resto de deudas, de manera que paguemos una sola cuota, que en la mayoría de los casos va a ser más baja ya que los intereses de los préstamos hipotecarios son mucho más bajos que en préstamos personales, micro créditos y tarjetas de crédito que pueden rondar entre el 18% y 23%. Además la duración de una hipoteca es mayor que la de un préstamo personal.

Normalmente, en cada familia se paga cada mes la hipoteca, varios préstamos personales y/o tarjetas de crédito y a esto súmale, luz, agua, gas, seguros y los imprevistos como una avería en la lavadora. Cada vez es más difícil llegar a fin de mes.

Las ventajas de una reunificación de deudas es pagar menos cada mes, convirtiendo las deudas a corto plazo en deudas a largo plazo y mejorando condiciones, además de la comodidad de hacer un único pago en un único vencimiento.

Haciendo reunificación de deudas, conseguirá sanear su economía. En definitiva el mayor beneficio será su tranquilidad y la de su familia.
La reunificación de deudas es un buen producto para mejorar la calidad de vida.

No espere más y llámenos estaremos encantados de atenderle y de que su vida siga moviéndose…

Solicite información

Tu nombre (requerido)

Teléfono (requerido)

Tu Email (requerido)

Horario de Contacto

Asunto

Tu Mensaje

He leído y acepto la LOPD